Inicio Servicios Eventos Galería Contacto Noticias Colaboradores Formación Razas
s
Canina Canaria Alianz
Can Guicho  
Can Guicho  PROTOTIPO RACIAL DEL GUICHO O QUISQUELO 1. Características generales. Apariencia general: Animal de tipo lupoide, de perfil recto, de pequeño  tamaño, de 30-42 cm a la cruz, mesomorfo, armonioso  en sus proporciones, con las orejas erguidas, de donde  toma el nombre (Guicho). Las hembras son ligeramente  más menudas y de proporciones más longilíneas. Temperamento, comportamiento y utilidad: Presenta un carácter inquieto y vivaz que junto a su rusticidad, combatividad, bravura, arrojo, agilidad, resistencia  y tenacidad sobre el terreno gallego (es un perro totalmente adaptado a los tojos, zarzas y monte bajo) y su  particular forma de perforar los aulagares, lo hacen inmejorable para la caza del conejo de monte en Galicia, donde  otras razas no son capaces de trabajar, pudiendo ser utilizado en ocasiones para encontrar y levantar de la cama al  zorro e incluso al jabalí ; siendo por esto enormemente valorado por los cazadores.  Animal silencioso en la búsqueda de la caza, en el momento de encontrar el rastro reciente y fresco, muy próximo al conejo, lo avisa de una forma sonora característica junto con los típicos movimientos ostensibles y muy rápidos de  la cola. 2. Características regionales. Cabeza: La cabeza es de tamaño medio y bien proporcionada con el resto del cuerpo, en su forma y aspecto recuerda, en  ocasiones, al zorro, con una expresión vivaz e inteligente. Cráneo ancho y plano entre las orejas. La depresión  fronto-nasal es nítida pero moderadamente marcada, el hocico se reduce gradualmente hasta la nariz, siendo algo  más corto que el cráneo. Nariz normal. Los labios son normales con tendencia a ser muy apretados y la mordida es  en forma de tijera. Los ojos son medianos, ovalados y de color en relación con la capa. La característica más destacable es que presentan las orejas totalmente erguidas (Guichas), evidenciándose  todavía más durante la caza, que es su gran pasión ; son de tamaño mediano, puntiagudas, rígidas hacia las puntas,  móviles y recubiertas de pelo muy fino. Cuello:  Presenta un cuello de buen porte, musculoso, de tamaño medio y proporcionado con la cabeza y cuerpo del animal. Tronco:  El tronco es compacto, armónico. La línea dorso-lumbar no debe ser demasiado alargada, siendo recta y  ligeramente descendente, sin formar concavidad ; con el dorso recto y musculoso, con un lomo corto y fuerte. Grupa corta, fuerte, ancha y poco caída. Tórax amplio, profundo, con costillas redondeadas, el perímetro torácico suele  sobrepasar en 1/4 la alzada a la cruz. Vientre no voluminoso que se recoge levemente hasta las ingles. La cola  normalmente la lleva baja u horizontal, levantándola cuando está en acción pero sin enroscarla. Extremidades: Las extremidades deben ser rectas, fuertes, bien aplomadas y derechas, proporcionadas tanto en longitud como en  grosor al tronco y al resto del animal, dando en conjunto una impresión de armonía que caracteriza a estos  animales. El pequeño tamaño no va en contra de la armonía de sus formas ni del conjunto general del animal.  Extremidades anteriores: La escápula debe formar un ángulo de 45o respecto al plano horizontal y con el brazo forma una inclinación de 90o.  Los codos están bien implantados y adheridos a las costillas, con libertad de movimientos. Las patas deben ser lo  más derechas posibles. Los pies son de tamaño pequeño, cortos y ovalados, con almohadillas plantares robustas y  bien redondeadas. Uñas cortas y duras. Extremidades posteriores: Nalga fuerte y flexible. Muslo musculoso y ligeramente más largo que la distancia del corvejón al suelo. Los  corvejones son derechos y paralelos. Estructura ósea fuerte. Los pies son de tamaño pequeño, cortos y ovalados,  con almohadillas plantares robustas y bien redondeadas. Uñas cortas, en ocasiones algunos ejemplares presentan  espolones y/o sexta uña en las extremidades posteriores. Movimiento: Sueltos, activos y rápidos. Manto. Capa (color):  En lo referente a las capas (colores), se pueden encontrar prácticamente todas, desde las arenas, amarillas,  canelas, chocolate/hígado, etc. ; normalmente con un color uniforme o también binarios o ternarios, en estos casos  presentando los otros colores en las extremidades, cuello, hocico y/o cara (hígado-canela, negro-canela,  arenablanco, negro-canela-blanco, etc.), así como también ejemplares alobados (pelos de color amarillo y en las  puntas negros), atigrados oscuros o grises, con pelo de cobertura oscuro en el dorso, el cuello y en la espalda,  descendiendo hacia las costillas ; zonas de gris claro o amarillas en el hocico, garganta, pecho y pies. Las  particularidades blancas se localizan fundamentalmente en las extremidades y dedos, pecho, cuello, cara, hocico y  borlón de la cola.  Pelo: El pelo es denso, tupido y de longitud media, en ocasiones se encuentran animales con un pelo de cobertura algo  más largo y con subpelo, siendo preferidos por algunos cazadores por estar mejor protegidos frente a las heladas  del alba. Tamaño y peso: Alzada a la cruz: Machos, de 34-42 cm ; hembras, de 30-38 cm.  Peso: Machos, 8-12 kg. ; hembras, 6-10 kg. C. Faltas, defectos y faltas y defectos descalificables: C.1 Faltas: Cualquier desviación de los criterios mencionados.  C.2 Defectos: La disminución más o menos acusada de alguna función determinada del animal, pudiendo ser total, parcial  o regional, dependiendo del grado en que se vea menoscabada la aptitud esencial del animal:  Cojeras en extremidades. Ablaciones o mutilaciones en orejas y cola. Ausencia de piezas dentarias por extracciones. Traumatismos en los ojos con pérdida de visión.  C.3 Faltas y defectos descalificables: Son aquellas características que en absoluto se ajustan a los criterios mencionados en el estándar racial y son  excluyentes por sí mismas: Anomalías psíquicas. Defectos anatómicos o de tipo, ligados a genes indeseables: Inestabilidades o desequilibrios de carácter: Agresividad extrema sin provocación. Epilepsia. Monorquidia y criptorquidia.  Displasia de cadera. Enanismo acondroplásico. Atrofia progresiva de la retina. Exoftalmia. Cierres incorrectos de las arcadas dentarias: Enognatismos y prognatismos. Ausencia de más de dos premolares. Albinismos. Se añade por el art. único de la Orden de 2 de agosto de 2001. Ref. BOE-A-2001-15911. Texto añadido, publicado el 13/08/2001, en vigor a partir del 14/08/2001.